unknown
Reloj mecánico Wryst SX1
Reloj mecánico negro Racer SX1
Reloj mecánico de cuero negro SX1
Reloj mecánico suizo negro DLC
Reloj mecánico negro de cuerda automática

Reloj mecánico Wryst SX1

El reloj mecánico Wryst SX1 se beneficia de un revestimiento DLC negro, el movimiento automático de cuerda automática Sellita SW200-1 y una pulsera de piel negra. La colección RACER inspirada en los deportes de motor es brutal y misteriosa. Todos los detalles de la esfera están influenciados por el mundo del automovilismo. Este resistente reloj de 50 mm tiene un latido del corazón de 28.000 BPH y funciona con un legendario movimiento automático suizo con 26 joyas. Un brazalete de silicona adicional completamente negro también viene con este reloj de edición limitada.

2.065 $
Sin impuestos Entregado en 3-4 días
Cantidad
EN STOCK

checkout Pagos 100% seguros

The Black DLC Mechanical Wryst Racer SX1

 

El Wryst Automatic Racer SX1 con revestimiento DLC

Este reloj mecánico grita lujo, audacia y dedicación a los deportes de carreras. El SX1 con carcasa negra de carbono tipo diamante es la única pulsera automática suiza de lujo con protección DLC a este precio. Se ofrecen dos pulseras con el reloj. Inicialmente equipado con el brazalete de piel negro y gris, también puedes disfrutar usando tu impresionante Racer con una correa de silicona negra de calidad.

Solo 75 personas llevarán alguna vez una de esta pequeña serie de edición limitada. El negro es el color que se utiliza para transmitir autoridad y certeza. Siéntase firme y listo para ponerse al volante con un reloj mecánico negro suizo que no dejará indiferente a nadie.

 

Reloj mecánico negro Wryst Racer SX1

 

La caja del reloj

Una carcasa intrincadamente curvada sostiene la excitante esfera tridimensional. Fuerte de tres características ventiladas en el bisel; el lado derecho cubre la bobinadora por completo. En la parte trasera, se puede admirar el movimiento a través de un cristal ahumado estampado con el logo Wryst de estilo múltiple. Dos orejetas de caja en forma de árbol de levas proporcionan una unión sólida a la pulsera con un sistema de tornillos de ajuste de altura seguro. Esta función de reloj patentada es la garantía de que su reloj no se desprenderá accidentalmente de su muñeca.

Reloj mecánico negro con movimiento mecánico Sellita SW200-1

 

Las dos pulseras diferentes

Disfrutarás del reloj mecánico Wryst Racer SX1 en dos versiones diferentes.

Primero, un brazalete de cuero negro de lujo hecho a mano con tres capas diferentes. La banda está acabada con piel de cocodrilo y doble costura con una línea en negro y otra en gris. El lado interior está dentro de un suave acabado estilo gamuza para una máxima comodidad; la mención "Genuine Leather" está grabada en un sello con el logo de la marca. En el lateral, la tercera piel está decorando los bordes de la pulsera con piel de vacuno gris.

En segundo lugar, gracias a la otra banda también disponible con su compra, puede elegir una marca moderna de doble inyección en silicona de calidad y altamente flexible. Si la mayoría de nuestras pulseras bicolor ofrecen un contraste de dos colores, nos decantamos por ambos colores en negro para esta referencia. Esta banda grande mide 25 mm y, con una parte trasera suave, la comodidad se ha optimizado para una experiencia perfecta en su brazo.

Reloj mecánico negro Wryst SX1

Dos formas diferentes de dar cuerda al reloj mecánico

Bobinado manual:

Los relojes mecánicos funcionan con la cuerda de un resorte que relaja y activa el movimiento. Para que el resorte no se desenrolle de una vez, sino que transmita su fuerza de manera lenta y uniforme, se ha desarrollado un sistema mecánico llamado escape. Este sistema permite que la energía del resorte entre en el movimiento solo en múltiples pulsos pequeños. Los engranajes calibrados con precisión transmiten fuerza al movimiento en los muchos lugares necesarios para las manecillas de las horas, minutos y segundos, a los discos giratorios para las indicaciones del calendario.

Se necesitan cientos de piezas para lograr este resultado. En los relojes de pulsera, a menudo tienen que ser microscópicos, y en los relojes de lujo, en la mayoría de los casos, como en el pasado, se cortan, suavizan y pulen a mano.

En los relojes de pulsera mecánicos, existen dos principios para enrollar el resorte. El primero, el más antiguo, es también el más sencillo: cuerda manual. Inicialmente, se usó una pequeña llave, reemplazada gradualmente por una corona en el costado de la caja, girada entre el pulgar y el índice para dar cuerda al reloj. Para ajustar la hora, tire ligeramente de la corona.

El trabajo manual involucrado en la producción de valiosos relojes mecánicos a menudo los hace costosos, si no inaccesibles.

La muñeca como enrolladora:

El bobinado mecánico también es posible gracias al peso oscilante. Los movimientos de la muñeca se reflejan en un dispositivo integrado en el reloj, apretando el resorte en pequeños impulsos.

Pesado en la parte trasera de la caja. Esto implica transmitir las oscilaciones del rotor a un resorte. Desde un punto de vista externo, los relojes mecánicos se diferencian poco de los relojes de cuerda manual: son, en su mayor parte, un poco más gruesos porque el rotor, que debe poder girar libremente alrededor del eje central, está colocado sobre metal. El rotor se mueve siempre que la muñeca cambia la posición del reloj. El rotor debe realizar unas 150 revoluciones para permitir una sola rotación del eje del resorte.

Reloj mecánico

Operación de movimiento mecánico

Un reloj mecánico se trata de ruedas, engranajes, resortes, cojinetes de joyas y aceites que trabajan en conjunto con solo las leyes físicas de la mecánica para gobernar las interacciones entre todos los componentes. Esta rara complejidad dominada por el cerebro y las manos humanas crea todo el atractivo, el misterio y el prestigio de los relojes mecánicos.

Una fascinante obra de ingeniería

Los relojes mecánicos continúan fascinando por muchas razones, comenzando por el pequeño tamaño de sus elementos. De hecho, la escala de medición aquí es un micrón o una milésima de milímetro (0,001 mm). Para comprender un poco mejor lo que eso significa, considere que uno de sus cabellos mide entre 0,06 y 0,07 milímetros. Hasta el siglo XIX y la mejora de las herramientas de mecanizado, construir un reloj era un oficio en el que solo los especialistas podían diseñar el movimiento, fabricar los componentes, montarlos y hacer que todo funcionara. Estas personas todavía viven entre nosotros hoy, incluso si son escasas. Cada una de sus tareas se ha convertido en un campo apropiado en sí mismo con un destacado nivel de especialización. La complejidad de los movimientos también ha aumentado significativamente, lo que a veces hace casi imposible aplicar las formas tradicionales de concebir y crear relojes utilizando lápices, papel y planos. 

Fabricación de un calibre al detalle

Los calibres son creados por ingenieros y diseñadores de movimiento que utilizan computadoras similares a las que se encuentran en la ingeniería automotriz. Micromecánica es la encargada de programar las herramientas de mecanizado de control numérico computarizado (CNC), que llevan a cabo la producción real de las piezas. Luego, los relojeros terminan, ensamblan, prueban y ajustan los movimientos antes de colocarlos en las cajas, agregar la esfera y las manecillas y cerrarlas. Debido a este proceso largo y complejo, se necesitan muchas pruebas para verificar la calidad en diferentes etapas. Los artesanos dedicados también pueden ejecutar las diversas tareas por separado. Por ejemplo, el montaje de un movimiento puede caer en subgrupos de piezas con especialistas encargados de montarlas. El relojero experimentado se centra solo en las operaciones más sensibles.

El arte y la artesanía decorativa también encuentran su lugar en los movimientos. El pulido espejo, el biselado, el grabado e incluso el engaste de gemas son las técnicas habituales que se aplican en la alta relojería para embellecer la mecánica creando contrastes visuales entre las distintas piezas y sus superficies.

Evolución y mejoras

Incluso si es cierto que los principios de su diseño no han cambiado significativamente desde el siglo XIX, los relojeros e ingenieros siempre trabajan para mejorar la confiabilidad y precisión de los movimientos. Han integrado perpetuamente innovaciones en todos los niveles de esta búsqueda, ya sea con materiales o procesos de ingeniería. En la actualidad, han surgido técnicas experimentales que, por ejemplo, permiten mantener las partes móviles de forma casi flotante gracias a los microimanes que crean un pequeño campo magnético. Esto ayuda a reducir la fricción entre las piezas metálicas clásicas. El silicio ha hecho cada vez más avances en la fabricación de elementos delgados y extremadamente sensibles como la espiral, la palanca de la paleta y la rueda de escape. Algunas piezas están construidas en fibra de carbono o cerámica, por ejemplo, con rodamientos de bolas. Otros componentes están recubiertos con una capa de diamante cultivado artificialmente para su protección. Muy raramente, estos nuevos materiales permiten nuevos sistemas mecánicos.

 

Estructura de un movimiento mecánico.

Un movimiento mecánico se puede imaginar como un sándwich con una parte inferior y una parte superior dedicadas a asegurar todas las partes móviles (como ruedas) entre ellas.

Plato base

La placa base es la base estable del movimiento. Por lo general, parece una moneda plana con muchas cavidades y agujeros para dejar espacio para mover componentes y tornillos.

Elementos en movimiento

Las partes móviles se encuentran principalmente en el corazón del movimiento. A veces, algunos se pueden colocar fuera de la placa base para resaltarlos.

Puentes

Los puentes están intercalados encima de las partes móviles. También pueden tener orificios para tornillos que los aseguren a la placa base. Las formas de los puentes y sus configuraciones son como imágenes en tarjetas de identificación. Cada uno dice mucho sobre el movimiento, y los conocedores pueden reconocer ciertos movimientos y relojes con solo mirar su diseño y elementos específicos. ¡Es posible que puedas hacer eso algún día!

Marcha

Un movimiento mecánico es básicamente un sistema compuesto por ruedas dentadas interconectadas. Las formas de sus dientes, así como sus diámetros y tamaños, generalmente difieren según las funciones que desempeñan. Para encajar en una caja, este conjunto de componentes ensamblados como un rompecabezas está concebido para ocupar una cantidad mínima de volumen espacial. Es por eso que un calibre puede parecer tan complejo y confuso. Sin esta restricción, un movimiento mecánico podría construirse en una línea, por ejemplo, con cada elemento colocado uno al lado del otro. En un extremo, encontraría el barril del tambor (también conocido como el almacén de energía); en el medio una serie de un mínimo de tres ruedas dentadas que forman el tren de engranajes (para la transmisión de energía); y en el otro extremo el escape y balanza para porcionar la energía en segmentos.

Energía

De niño, ¿alguna vez jugaste con autos de juguete a los que había que darle cuerda con una llave para correr por el piso hasta que se agotó su energía o al menos los has visto en un anuncio de televisión? Básicamente, un reloj mecánico funciona de la misma manera, excepto que la energía dura mucho más debido al subensamblaje del regulador que la divide. (Un carro de juguete no tiene este regulador, por eso la energía se agota tan rápido).

En un reloj mecánico, la energía se almacena en el resorte real, que se encuentra dentro del cilindro del resorte, un pequeño contenedor redondo que gira alrededor de un eje llamado eje del cilindro; impulsa el tren de engranajes. Hecho de una aleación de metal especial, el resorte principal se crea con un proceso de fabricación muy específico. Su misión es relajarse, liberar tensión y por lo tanto energía con la mayor regularidad posible sin importar las condiciones y el nivel de tensión. En un extremo, el resorte se fija al centro del eje del cañón. El eje del barril es la parte que enrolla el resorte alrededor de sí mismo, creando así la tensión. Se acciona mediante la rueda dentada del barrilete, que es una rueda dentada situada en el exterior del barrilete y directamente vinculada con el sistema de cuerda manual o automática.

En el otro extremo, el resorte real se fija en el lado del tambor del cañón que acciona el tren de engranajes gracias a un dentado externo. El resorte real puede terminar con un resorte deslizante que se desliza a lo largo del cañón para evitar que se rompa por exceso de enrollamiento. Ese sistema se encuentra a menudo en relojes más antiguos; en los relojes más nuevos, el resorte principal generalmente está asegurado al barril.

Reserva de poder

En un movimiento mecánico, la reserva de energía disponible (el número de horas que el reloj recibe energía) depende de varios factores. La longitud del resorte real tiene un impacto significativo. ¡Y en ciertos relojes, el resorte real puede medir más de un metro! Los relojeros también pueden agregar varios barriles de resorte, una hazaña que se puede comparar con poner varios tanques de gasolina en un automóvil. Los mecanismos recientes de alta gama pueden albergar hasta once barriles para una reserva de energía total de cincuenta días, ¡más de un mes y medio! En comparación, un calibre de reloj mecánicos normal suele tener una reserva de marcha de unas 42 horas. El sistema de cuerda tiene una influencia directa en la concepción del calibre.

Recuerde que una mayor reserva de marcha en un reloj de cuerda manual es algo positivo: si el propietario debe dar cuerda a un reloj con menos frecuencia, evita que el mecanismo se desgaste demasiado. El punto de referencia establecido desde hace algunos años es de ocho días de reserva de marcha. ¿Por qué tal longitud? En primer lugar, tiene sentido porque algunos aficionados tienen más de un reloj y, por lo general, los cambian los fines de semana. Como no quieren tener que poner un reloj en hora cada vez que lo cogen, les gusta tener una reserva de marcha que les dure al menos una semana.

Por último, pero no menos importante: tenga en cuenta que la duración de la reserva de marcha que proporciona la marca suele corresponder al período de tiempo durante el cual el par es lo suficientemente fuerte como para garantizar la precisión del reloj, pero que lo más probable es que funcione. más extenso.

Cuerda manual

El sistema de cuerda manual fue el primero que se inventó, y es la versión más simple: la energía ingresa al movimiento desde una fuente externa. En los relojes antiguos, los propietarios necesitaban una llave u otra herramienta para dar cuerda al movimiento. Ese sigue siendo el caso de muchos relojes de pared, por ejemplo. En 1820, un relojero inglés llamado John Arnold inventó un pequeño elemento externo que permite al usuario dar cuerda al barrilete: la corona. Hoy en día, el estándar de oro, la corona generalmente se coloca en el mismo lado del reloj que los elementos clave del cilindro de resorte. Tenga en cuenta que puede dar cuerda a todos los movimientos mecánicos, incluso a los ejemplos mecánicos, utilizando la corona.

Cuerda automática

Los movimientos mecánicos son tan inteligentes como prácticos. Es cierto que girar la corona regularmente para dar cuerda al resorte real puede ser aburrido y consumir su tiempo, y no hace falta decir que si se olvida de hacerlo, su reloj dejará de funcionar sin que se dé cuenta. La comodidad y la necesidad de una cierta seguridad en cuanto a las reservas de energía dentro del calibre motivaron a los relojeros a inventar sistemas mecánicos. Los primeros relojes que incluían un sistema mecánico se inventaron a finales del siglo XVIII. Pero hoy en día, los relojes mecánicos para hombres superan en número a los de cuerda manual y por una buena razón.

Desde el principio, la idea fue utilizar el movimiento del cuerpo del propietario, y en particular de su muñeca, para generar energía. Para hacerlo, los relojeros agregaron un elemento móvil en la parte posterior del movimiento que oscila hacia adelante y hacia atrás. Esta parte, llamada rotor o masa oscilante, tiene la forma aproximada de medio disco y gira alrededor de un eje. El rotor está directamente conectado al cilindro del resorte a través de un engranaje. Algunos sistemas enrollan solo en una dirección de oscilación, otros en ambas; esta es una elección que hace el diseñador del movimiento. El resultado es el mismo, excepto que lleva un poco más de tiempo dar cuerda completamente a un movimiento. con un sistema unidireccional. En ciertos movimientos el rotor hace algo de ruido al moverse, lo que puede considerarse una especie de elemento característico. Y si presta mucha atención, por lo general también puede sentir físicamente el movimiento del rotor cuando usa el reloj.

Tenga en cuenta que la mayoría de las veces el eje del rotor está situado en el centro del movimiento, pero no siempre. Algunos modelos, y solo algunos, están equipados con micro rotores. Los micro rotores son ejemplos más pequeños que hacen sus revoluciones no por encima del movimiento, sino dentro de él. Estos se crean principalmente para reducir la altura de un movimiento y son mucho más difíciles de fabricar y ajustar.

 

El Reglamento:

 

Escape y oscilador

El objetivo del mecanismo generalmente resumido como "el escape" es regular el flujo de energía proveniente del cañón a través del tren de engranajes y dividirlo en impulsos regulares para contar el tiempo. Puede ver esta acción en el dial. De hecho, si tiene un segundero largo en su reloj, solo tenga en cuenta que cada paso casi imperceptible que da es el resultado de un impulso. El sistema de regulación es un conjunto de piezas fabricadas y ajustadas con mucha precisión; su precisión se transmite al acto de medir el tiempo.

Estrictamente hablando, el regulador se divide en dos subconjuntos principales: el oscilador y el escape. El oscilador actúa en combinación con una rueda grande y liviana llamada rueda de equilibrio y un resorte de cabello ultrafino que se enrolla en bobinas y se ubica en el medio. Estos dos componentes son los más delicados y sensibles de cualquier reloj mecánico. Su fabricación es el mayor secreto al que se aferran las marcas, y los profesionales capaces de trabajar en ellos son raros, dotados y muy solicitados en la industria. Un extremo de la espiral está asegurado al asta de equilibrio, mientras que su otro extremo está asegurado a un punto de fijación externo e inamovible. Su función es entonces la de oscilar, es decir, girar en una dirección antes de volver a la otra para crear impulsos.

El subconjunto de escape comprende la rueda de escape, la palanca de paletas y las paletas. Porciona la energía y la envía al oscilador. Trabajando juntos, el oscilador y el escape transforman el flujo lineal de energía en pulsaciones que dan ritmo a todo el movimiento. La velocidad de estas oscilaciones proporciona la frecuencia del calibre. Y cuanto más alto es, más preciso se vuelve.

Joyas y amortiguador

Las diversas ruedas y componentes de un movimiento mecánico deben girar con la mayor facilidad posible; cualquier fricción representa una pérdida de energía y precisión. Por esta razón, los relojeros utilizan rubíes sintéticos llamados cojinetes de joyas para mantener los extremos de los ejes con la menor fricción posible. Estas joyas son minúsculos discos tallados con o sin un pequeño agujero en el medio. Históricamente, estaban hechos de rubí natural; ahora son el rubí sintético más puro. Gracias a su fabricación artificial, los colores también pueden variar del rojo original. Por lo general, el número de joyas que contiene un movimiento está grabado en el movimiento.

Los rubíes que mantienen los ejes más sensibles, como el volante, por ejemplo, generalmente se duplican con un sistema de absorción de impactos. Este componente tiene principalmente la forma de un resorte de microcuchilla circular colocado dentro de una parte fija donde se encuentra la joya.

 

Wryst Racer

DESCUBRE OTROS RELOJES DE LA COLECCIÓN WRYST RACER

 

WATCH-LEA-02BSX005

Ficha de datos

TIPO
Hombres
PRODUCCIÓN
Edición limitada de 75 piezas
REFERENCIA
Wryst Auto SX1 Racer
MATERIA
Acero Inoxidable
COLOR
Negro
REVESTIMIENTO
DLC Negro a Prueba Arañazos
CRISTAL
Cristal Zafiro
MOVIMIENTO
Automático Sellita SW200-1
RESERVA
38 Horas
TALLA
50 mm
CARACT.
Caja Posterior Transparente
PULSERA
Cuero Negro y Gris
CORREA EXTRA
Negro
TAMAÑO MUÑECA
Muñeca de 176mm a 230mm
RESISTENCIA
100 Metros (10ATM)
GARANTÍA
18 Meses
Nuevo
Grado
25/01/2023

Told there was 3 left!

Hi what a fantastic watch - I just wanted a plain version of the Racer SX4 but without the red details on the dial or on the bracelet and this one was still available. The friendly customer service told me there was only three left so I definitely took the jump there and then for this stunning mechanical Racer SX1 - What a piece thank you so much

Grado
07/08/2022

All black automatic

I love my ne SX4 - The style is definitely different and DLC is a must as I use my watches a lot. Thanks

Escribe una reseña